Pocas cosas te hacen sentir tan libre como una moto, aunque la DGT piensa que tanta libertad, no es buena.

Pocas cosas te dan una sensación de libertad como conducir una motocicleta, sin embargo, esta libertad se encuentra en la mira de la Dirección General de Tráfico (DGT), que propone restringirla mediante la introducción de un curso de conducción obligatorio y de pago, para los poseedores de licencia de tipo B que deseen conducir motocicletas de hasta 125cc, una práctica hasta ahora permitida, tras acumular tres años de experiencia.

En Tim Yaya, somos partidarios de la seguridad vial por eso promovemos y hasta regalamos cursos de conducción segura a nuestros socios, pero creemos firmemente que la decisión de mejorar nuestras habilidades al volante debe ser una elección personal, no una imposición legal.

La DGT justifica su propuesta señalando un aumento en los accidentes de motocicleta. Si bien es cierto que en 2023 se registraron 299 fallecimientos de motoristas, un 19% más que el año anterior, esta cifra requiere de un análisis más profundo. Desde 2005, cuando se permitió a los conductores con licencia B manejar motocicletas de 125cc, el parque motociclístico en España ha crecido de 2.5 millones a 3.6 millones, con un 60.4% de estas motos siendo de 125cc. Ajustando la tasa de mortalidad por cada 10,000 conductores, observamos una disminución del 0.90% al 0.60% desde entonces. Además, el 2023 se destacó como el año más seco desde 1965, factor que pudo haber incrementado los desplazamientos en moto y, por tanto, el riesgo de accidentes.

Interesantemente, la siniestralidad entre conductores con licencia B en motos de 125cc es un 12% menor que la de aquellos con licencias A1 y A2. Esto indica que, pese al aumento en el número de motos y desplazamientos, el incremento en fallecimientos no es proporcional al crecimiento del uso de motocicletas de 125cc.

Hay más datos curiosos. Por ejemplo, del total de conductores de motocicleta fallecidos, el 70% de ellos se producen en carreteras secundarias, y son culpa del propio conductor con carnet de tipo A2 y A, mientras que los accidentes de motos de 125cc el 80% es culpa de un tercero, habitualmente un coche. Eso significa que de todos los fallecidos en motocicleta, solo 18 conductores de 125cc lo hicieron debido a una imprudencia, fata de pericia o un mantenimiento defectuoso de la motocicleta. 18 de 299 conductores con carnet B conduciendo una moto de 125cc fueron responsables de su muerte. 18 de 299.

O si lo ponemos en contexto del total de motocicletas: De 3,6 millones de motocicletas matriculadas en España, el 62% son motos de 125cc, por lo que solo 18 de 2.600.000 conductores sufrieron un accidente mortal, el 0,005% de los conductores.

No parece que si, verdaderamente se quiera atajar el problema de los fallecimientos de los motorista, sea el grupo de los motoristas con licencia B en motos de 125cc el grupo hacia donde haya que dirigir los esfuerzos de la administración.

Mirando más allá de nuestras fronteras, Francia implementó una medida similar a la propuesta por la DGT, sin lograr una reducción en el número de fallecimientos de motoristas. De hecho, el índice de mortalidad en Francia supera al de España, sugiriendo que la obligatoriedad de cursos de conducción no es la solución definitiva para mejorar la seguridad vial.

La Importancia de la Libertad de Elección

En Tim Yaya, creemos que la mejora continua en la técnica de conducción es crucial para la seguridad de todos en la carretera. Sin embargo, defendemos la libertad de los conductores de decidir cuándo y cómo desean recibir esta formación. La imposición de cursos obligatorios no solo infringe esta libertad, sino que además, podría no ser la estrategia más efectiva para reducir la siniestralidad.

¿Significa eso que los motoristas no necesitamos mejorar nuestra técnica de conducción? En absoluto, en Tim Yaya creemos que cuanto mejores sean las habilidades de los conductores, menos accidentes ocurrirán, pero creemos firmemente en la libertad de los conductores, y deberían ser ellos los que decidieran si los necesitan y si es así, cuando realizarlos.

Después de todo, hay pocas cosas que te hacen sentir tan libres como conducir una moto, y nos gustaría que siguiera siendo así.

Si te te gustaría realizar un curso de conducción segura en circuito, sigue este enlace y descubre lo que Tim Yaya puede hacer por tu seguridad.

Cursos de conducción segura